STORYTELLING: UN ALIADO PARA DESCRIBIR TU CV

Las historias consiguen conectar emocionalmente con la gente y eso es una técnica de comunicación muy poderosa. Contar una historia o crear un storytelling es una práctica que lleva años empleándose en el marketing ya que el proceso de compra tiene mucho de emocional.

Esta técnica, aunque tiene mucha trayectoria, se está usando recientemente en la elaboración del CV, con el objetivo de impactar positivamente.

¿Pero cómo aplicar el storytelling en el CV?

Los reclutadores reciben miles de currículums por día y dedican pocos segundos a cada uno. Además, cada vez con mayor frecuencia, las empresas usan herramientas digitales para filtrarlos de forma automática.

La técnica de contar historias puede ser lo que necesitas para cautivar al reclutador y hacer que siga leyendo. Lo que quieren es escuchar un relato que los haga querer invertir más tiempo en leer un CV.

Para implementar esta técnica, debés tener en cuenta:

  • A quién te dirigís
  • Formato historia
  • Un relato interesante
  • Usa un lenguaje natural y descontracturado
  • Siempre con la verdad. No mientas.
  • Utiliza experiencias, citas y testimonios 

Crea una historia sobre tu perfil profesional

Si no tienes una habilidad natural (o aprendida) para contar historias que atrapen, lo ideal es que sigas una estructura efectiva que te guíe en la elaboración:

  • Busca el tema principal. Se trata de tu candidatura; el tema puede ser lo que te mueve a trabajar. Por ejemplo, es una historia sobre superación personal.
  • Establece las huellas. Esto se refiere a los nexos de conexión con tu pasado. Por ejemplo, cómo en la infancia o en la adolescencia ya apuntabas hacia tu vocación, o qué te impulsó a entrar en tu primer trabajo relacionado con tu actividad, o cómo alguien te sirvió de inspiración.
  • Seguí una estructura que se divida en comienzo, continúe con el desarrollo, llegue a un punto álgido y tenga un final.
  • Introduce al héroe o heroína. Sos vos, pero lo que pretendés es que se identifique con este personaje cualquiera que lea o escuche tu historia, especialmente los empleadores.
  • Podés incluir un adversario/a. No tiene por qué ser una persona, puede ser una situación. Por ejemplo, la crisis económica o la pandemia, algo que te hayas visto en la obligación de afrontar dentro de tu carrera profesional.
  • Añadí detalles basados en tu experiencia que aporten veracidad a la historia que estás creando.
  • Ofrece un final triunfante. Relaciona el final con el principio, cuenta cómo has vencido a ese villano o villana y permití que quede abierto a una continuación.

 

Dónde colocar el storytelling?

Lo ideal es que tengas al menos una versión larga y otra corta de tu storytelling. La primera la podés emplear para comunicarla oralmente, en una entrevista o en un elevator speach, ya que se tarda menos tiempo en contarla que en leerla, y la atención de quien te escucha suele ser mayor. También se puede incluir en las secciones de perfiles, donde no esté demasiado limitada la extensión, como el perfil de LinkedIn, o en páginas personales.

A partir de la versión larga podés ir reduciendo texto para realizar la versión corta, tratando de que no se pierda la esencia. La cuestión es que adaptes la historia para que aparezca en lugares en los que la extensión del texto sí tenga limitaciones, como las redes sociales o la bio de tu CV.

Comments are closed.