CUANDO CONSEGUIR TRABAJO ES UN JUEGO

El avance de la tecnología y herramientas de inteligencia artificial (IA) están moldeando un nuevo escenario. Las áreas de recursos humanos detectaron en estas innovaciones una OPORTUNIDAD para cambiar la forma en que interactúan con su personal y con los posibles candidatos.

En este camino comenzó a gestarse una nueva corriente para transformar la selección de postulantes a partir del uso de juegos: la gamificación. Se originó inicialmente en la industria de los medios digitales y su definición más simple es el uso de elementos de juego en contextos no lúdicos. Esto brinda a las empresas un desarrollo de rendimiento y productividad en el que se combinan la psicología, motivación y el diseño para mejorar comportamientos en cualquier área. Además, permite aumentar la participación a través de estrategias online y offline.

Parte de su éxito se debe en el proceso, en el que la diversión y la creatividad se unen para mejorar la experiencia, gracias a la integración de diferentes estrategias en entornos no lúdicos, cuyo principal objetivo es motivar y hacer más ameno el trabajo de los empleados de una empresa.

Además, este tipo de plataformas, apalancadas en inteligencia artificial y la ciencia de datos, abren la puerta a una nueva era en la cual las decisiones sobre el personal no están influenciadas por la percepción humana, sino que se apoyan en su totalidad en los algoritmos. Esto promete –al menos, en teoría– generar oportunidades a los postulantes de ser evaluados por sus capacidades reales, aquellas que les facilitan el aprendizaje y desaprendizaje, como el pensamiento crítico, memoria y atención, además de disminuir la subjetividad de los datos requeridos, como lugar de residencia, foto, género, edad o niveles de estudio.

La empresa Robin (www.robintests.com), por ejemplo, afirma que el uso de CV ha entrado en su ocaso y que el proceso tradicional de selección está totalmente obsoleto. Para cambiar este paradigma, creó una plataforma lúdica que se enfoca en la experiencia del candidato: a la hora de evaluarlo, ya sea externo o interno, se le presentan distintos desafíos en formato de juegos cortos –de no más de tres minutos– para medir las competencias no tradicionales y cognitivas, como la atención y la inteligencia. Luego, la herramienta de IA se encarga de traducir esta información en datos al instante.

En la misma línea, se lanza Nawaiam (https://www.nawaiam.com), una herramienta lúdica que, adoptando tecnología de forma creativa y apoyándose en la inteligencia artificial utiliza un entorno de videojuego para la generación de perfiles profesionales de los jugadores. Así, el postulante descarga el juego en su celular, que consiste en una aventura épica contemporánea en la que se pone en el rol de héroe. Allí, debe tomar decisiones que irán moldeando sus resultados; la prueba no dura más de 15 minutos.

La gamificación en el trabajo es un método que gana cada vez más y más adeptos. Para mostrártelo, te contamos algunos de los ejemplos más representativos:

1. Deloitte: El programa Leadership Academy fue puesto en marcha por esta compañía para incentivar el retorno y la fidelización de los usuarios.

2. Google: La gran empresa tecnológica ha estado más de una década ofreciendo el denominado Google Code Jam software-writing una forma de encontrar nuevos talentos para trabajar en la empresa. Mediante el uso de esta estrategia ofrecen recompensas monetarias, pero a su vez están reclutando a los mejores talentos.

3. Servicio postal francés Formapost: Uno de los grandes problemas de esta empresa era que sus candidatos abandonaban el trabajo después del periodo de prueba. Para solucionar esta situación, la compañía lanzó la aplicación Jeu Facteur Academy. Con este juego permitía a los usuarios conocer una semana de trabajo en la empresa y la cultura de la misma. El propósito de este juego era que solo se presentaran al puesto aquellos candidatos que estaban motivados de verdad.

4. U.K. Government Communications Headquarters: La agencia de inteligencia y seguridad británica creó un mensaje cifrado y lo usó como parte de su proceso de solicitud para todos los aspirantes a espías y empleados. Gamificación y selección de personal en su máxima expresión.

En conclusión, esta es una práctica que pisa cada vez más fuerte, sea orientada a un emprendimiento laboral, educativo o de cualquier otra índole. La tendencia llegó para quedarse y es un juego que las empresas toman cada vez más en serio. Solo queda establecer las reglas y empezar a jugar.

Comments are closed.